Cocido madrileño

Legumbres
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La receta de cocido madrileño es una de las recetas que más me gusta cocinar, porque siempre gusta mucho cuando lo hago en casa.

Ingredientes (6 personas):

300 gramos de garbanzos. 1 repollo Medio kilo de zanahorias 6 patatas medianas Medio kilo de morcillo. Lo ideal es pedir a nuestro carnicero que nos de una pieza de la parte baja de la pierna, que es la parte que queda más tierna. También se puede añadir falda de ternera. Cuatro huesos de caña de vaca Dos muslos y contramuslos de gallina o, en su defecto, pollo de corral. Un chorizo para cocido, tipo cantimpalo. No usar chorizos muy ahumandos o especiados Una morcilla (de cebolla si va añadirse al cocido, de arroz si se echa aparte) Dos o tres puntas y/o huesos de jamón serrano. Un trozo de tocino fresco y un trozo de tocino blanco (unos 200 gramos). Un puñado de fideos finos. Sal. La sopa de cocido se sirve en primer lugar, con sus fideos. La sopa de cocido se sirve en primer lugar, con sus fideos.

Elaboración:

1. La noche de la víspera pon los garbanzos a remojo en agua templada con dos cucharadas soperas de sal. 2. En una olla grande coloca la carne, los huesos de jamón y de caña (atados de dos en dos con una cuerda fina para que no se salga el tuétano) y el tocino. Se pone a calentar. Cuando empieza a hervir retiramos la espuma que se haya formado, compuesta por impurezas proteicas y sangre coagulada que debemos retirar, y metemos los garbanzos escurridos de su agua (se pueden meter dentro de una red especial para que no se desparramen). Cuando rompe el hervor se baja el fuego para que, sin dejar de cocer, el cocido se haga lentamente. 3. Una hora después, se añade la gallina, el chorizo y, si nos gusta, la morcilla de cebolla, que es conveniente haber blanqueado antes, cociéndola aparte un rato, para que no marque demasiado el sabor del caldo. Se retira la espuma que haya vuelto a salir y se tapa otra vez. El cocido deberá cocer en total unas tres horas y media. Tradicionalmente el cocido se preparaba al fuego de leña y en olla de barro 4. Una hora antes de finalizar la cocción (cuando han pasado unas dos horas desde que echamos los garbanzos) volvemos a abrir la olla. Desgrasamos la superficie y añadimos la sal, las zanahorias, peladas y partidas por la mitad a lo largo y las patatas peladas, lavadas pero enteras. En este momento se puede añadir también el repollo picado y lavado, pero hay quien prefiere cocerlo aparte y rehogarlo en un poco de aceite con un par de ajos. 6. La morcilla o bien, como comentábamos, se cuece aparte en un cazo pequeño antes de añadirla al cocido o se corta en rodajas y se fríe aparte, según más guste (en este caso hay quien prefiere optar por la morcilla de arroz. 7. Terminado de cocer el cocido, se separa en otra olla el caldo necesario para la sopa, dejando algo en la olla para que las viandas no se enfríen ni se sequen. Se añaden los fideos al caldo y se cuecen durante unos 10 minutos (o lo que indique el fabricante para que no queden pastosos). 8. Se sirve la sopa (primer vuelco) –que pude acompañarse de cebolletas frescas en trozos y unas piparras– y, después, una fuente con los garbanzos, la verdura y las patatas (segundo vuelco) y otra con la carne partida en trozos, el chorizo, el tocino, la morcilla, el tuétano y el pollo y gallina (tercer vuelco). Hay quién acompaña los garbanzos con una salsa de tomate casero, y quien gusta de bañarlos en aceite de oliva.

embed video plugin powered by Union Development
Recetas de cocina gratis, más de 8.000 recetas, desde las recetas más fáciles.