Croquetas caseras de garbanzos

Aperitivos y Entremeses
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Croquetas de garbanzos, receta de aprovechamiento ... Las podéis acompañar con una mayonesa casera, alioli, o cualquier salsa que os guste.

Ingredientes (para 18 unidades): Para las croquetas:

100gr de garbanzos secos para triturar y hacer harina de garbanzos* 250g de garbanzos secos 1 cebolla pequeña 1 diente de ajo grande 1 cucharada de cilantro fresco 1 cucharada de perejil fresco 1 cucharadita de comino 1 pizca de canela en polvo 1 pizca de pimentón picante 1 pizca de pimienta negra 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)* Sal Aceite de oliva Para la salsa de yogurt: Medio yogurt natural* Sal Cebollino picado

Prepararación:

1.- Primero tienes que hidratar los garbanzos. Para ello, pesa la cantidad que necesites y ponlos en un bol con agua durante 24 horas. 2.- Con el vaso seco, haz la harina de garbanzos. Para ello, pon 100gr de garbanzos secos en el vaso y tritura, en velocidad progresiva 5-7-9 durante 30 segundos, o hasta que veas que ya tienes los garbanzos hechos harina. 3.- Pon en el vaso todos los ingredientes: los garbanzos ya hidratados (bien lavados y escurridos), la cebolla, el ajo, el cilantro, el perejil, los cominos, la canela, el pimentón, la sal y la pimienta, y tritura programando 15 segundos a velocidad 5. Abre la tapa, y con ayuda de la espátula, baja los restos de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas y programa 5 segundos más, velocidad 6. 4.- Añade una cucharada de harina de garbanzos y la levadura y programa 10 segundos, velocidad 5. Debe quedar una masa grumosa algo húmeda, fácil de trabajar con las manos. Deja esta masa reposar en la nevera unos 30 minutos. 5.- Pon la harina de garbanzo en un plato para rebozar. 6.- Con las manos engrasadas, haz bolas de masa del tamaño de una albóndiga grande, aplástalas un poco. A mí, una vez aplastadas, me cubría la cuenca de la mano. Pasa cada bola aplastada por la harina de garbanzo. 7.- Pon abundante aceite a calentar en una sartén. Fríe hasta que estén doradas por ambos lados. Cuando ya estén, sácalas a un plato con papel absorbente para que chupe el aceite que le sobra.